Ir a la barra de herramientas
 

El fin y los medios en la educación

El fin y los medios en la educación

A partir de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19 se debate en los medios de comunicación sobre el concepto de educación. Llama la atención que se discute mucho sobre los medios tecnológicos a utilizar y poco o nada sobre la educación en sí, es decir, qué educar o con qué finalidad.

El lenguaje de los mercados y la educación.

Un lenguaje propio de los mercados nos inunda continuamente y se acaba apropiando del discurso de la educación reduciéndolo a conceptos económicos, como el de los recursos disponibles, o el de la engañosa eficiencia. Así se acaba midiendo el éxito de la educación de los alumnos por la competencia que puedan mostrar o por su grado de autonomía. Siguiendo un método similar, se termina determinando la capacidad para enseñar de los profesores por disponer de unas herramientas que no están al alcance de todos y por su habilidad para utilizarlas.

La terminología es importante porque termina por influir en las decisiones, así que me veo en la obligación de recordar nos conceptos básicos que no deberían haberse relegado. La educación no es un gasto, es una “inversión” de futuro que redunda en el bienestar de la comunidad. Un niño, por definición, no es autónomo, y mucho menos competente. Los alumnos necesitan de todos los recursos y medios educativos disponibles para formarse como personas. Un medio es algo que sirve para alcanzar un fin, pero no es un fin en sí mismo. El fin de la educación no es otro que formar personas que sean beneficiosas para la sociedad y preparadas para acceder a una vida digna.

Siempre es importante estar informado de los avances de las ciencias y los progresos tecnológicos ya que permiten revisar y perfeccionar los métodos pedagógicos. En cambio, es más importante la capacidad de adaptación y aprender a aprender que la habilidad con el uso de un medio que no sabemos si perdurará en el futuro.

No Comments

Post A Comment