Sr. García, profesor del Colegio Sant Jordi

Written By: Pili Biarge - Ene• 01•13

     A Manuel García:

     Granadino de Guadix, mi recuerdo más vivo del señor García es verlo moverse de un lado a otro de la pizarra, con su inseparable cigarro (ducados si no me equivoco), eran otros tiempos.  Solo tengo palabras de agradecimiento hacia él. Se esforzaba en que aprendiéramos, y no era tarea fácil en clases de casi cuarenta alumnos.  Mis amigos y compañeros lo veían como alguien muy duro, demasiado exigente. Las chicas no lo veían así, ellas eran más responsables.

     Recuerdo su manera especial de repartir los controles o los exámenes, a veces lo hacía de la mejor nota a la peor y otras a la inversa, naturalmente decía en voz bien alta la nota de cada uno, y añadía un comentario. Era un poco cruel si eras de los malos alumnos, pero supongo que gratificante para los buenos.   Los dictados también eran su especialidad, que rápido dictaba o eso me parecía a mí. Aun recuerdo alguna frase: “vaya valla salto la yegua baya”.

     Mientras escribo me vienen a la mente los controles orales de literatura castellana; Iñigo López de Mendoza ”marques de Santillana”, Juan Ruiz “arcipreste de hita”,  Jorge Manrique, Juan Boscán y Garcilaso de la Vega,Mariano José de Lara, Gustavo Adolfo Bécquer y tantos otros, todos me recuerdan a él.

     Hoy mientras subrayaba las partes importantes de un texto me acordé que fue él el que me enseño a hacerlo. Fueron tantas cosas que me enseño sin que me diera cuenta…

     En mis 8 años en el Sant Jordi nunca fui un buen alumno, era de los que con un cinquillo se conformaba, y pasaba lo que tenía que pasar que a veces no llegaba. Aun así en todos los años que el señor García me acompaño no me dejo de la mano, siempre estaba ahí, insistiendo en que aprendiera.  En el fondo se que personalmente lo falle, me preocupe excesivamente en jugar y no en los estudios. Años después mi padre me comento que el señor García le aconsejo una vez acabado octavo de EGB que mejor hiciera formación profesional (FP) y  que BUP lo descartara. En aquellos años FP estaba muy mal visto, por lo que no le hizo caso.

     Años más tarde una vez acabada la carrera (acabe siendo un buen alumno), me di cuenta de la importancia de su esfuerzo por intentar formarme. Gracias señor Manuel García ha sido un gran maestro para mí.

 José Luís Altés Juárez

 Alumno del Colegio Sant Jordi de 1975 a 1983

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

6 Comments

  1. Anónimo dice:

    Yo lo tuve de profesor en cuanto llegó a Barcelona desde Guadix, en el año 1963 en 1º de Comercio hasta que termine 3º en el 1966.
    Tengo referencias de Don Isidro (ya fallecido) de sus hijos Mª Pilar e Isidrin, de don Pablo, pero del Sr. Garcia no tenía hasta ahora ninguna referencia……sabes algo más de él?.
    Un saludo de Francisco Bueno.

  2. pilibiarge dice:

    Manuel García hijo ha escrito que su padre nació en Caniles aunque estudió en Guadix. Tiene tres hijos, Esther, la mayor, Laura, la mediana y Manuel. Vivió en Terrassa hasta poco antes de nacer Manuel. Sus tres hijos fueron alumnos del Sant Jordi.

    Es un hombre jubilado muy feliz que recuerda con cariño a sus alumnos y sus anécdotas.

  3. pilibiarge dice:

    Yo también pensaba que era de Guadix. Probablemente me dijera alguna vez que era de Caniles pero a los alumnos nos hablaba siempre de Guadix.

  4. pilibiarge dice:

    Manuel García dice que su padre está felizmente jubilado y está viajando mucho con su madre. Manuel quiere agradecer a los alumnos que tengan tan buen recuerdo de él.

  5. pilibiarge dice:

    Yo fui alumna del Sr. García. Como alumna le tuve siempre mucho respeto. Tenía muchísima paciencia con nosotros y conmigo siempre fue muy cariñoso.

    Me acuerdo de sus lecciones de gramática en primero de bachillerato Cuando estudié de nuevo gramática en primero de magisterio, me ayudó mucho todo lo que había aprendido con él: nunca olvidé el complemento directo y el complemento indirecto. Todos los que fuimos sus alumnos recordamos sus dictados. A mi siempre me costaron los acentos.

    Años más tarde coincidí como compañera suya en el colegio Sant Jordi y allí aprendí a respetarle por su bondad y su paciencia. Quiso que yo le llamara Manolo pero siempre le sentí como a mi profesor y él siempre me trato con el cariño que todos tenemos a los ex-alumnos.

    Yo era una joven maestra y madre de dos niños pequeños e impartía clases extraescolares de inglés cuando el colegio acababa. El Sr. García solía ocuparse de mis hijos con gran paciencia. Nadie se lo pidió, el lo hacía por su bondad habitual. Siempre guardaré en mi memoria el cariño que demostró hacia mis hijos.

    No coincidí con su hija Esther, pero tuve el honor de tener como alumnos a dos de sus hijos: Laurita y Manolín. (Ahora Laura y Manolo) Fuí profesora de inglés de Laura, educada, trabajadora, voluntariosa, buena alumna. En el Sant Jordi a las hijas e hijos de profesores se les trataba como a los demás. Para mi, en mis primeros años de docencia, era tan importante que Laura sintiera que era una alumna más de la clase que no llegué a percibir bien que yo estaba siendo la profesora de la hija de un antiguo profesor mío.Más tarde, también fuí profesora de Manuel, alegre, jovial, activo, el pequeño de la casa. Me ocupé con mucho interés con él y le quise mucho.

    Pasaron los años y sentimos el orgullo de que Laura quisiera ser profesora, como su padre, siguiendo el mundo en el que había vivido. Muchos profesores lo sentimos con orgullo y con ilusión, como una prueba de que nuestros hijos habían vivido nuestro amor por el colegio.

    Yo sentí esa ilusión cuando Laura empezó a trabajar en el colegio. Como antigua profesora siempre sentí su presencia, mi necesidad de protegerla, de aconsejarla, de ayudarla …. Era mi ex-alumna.

    The mediocre teacher tells. The good teacher explains. The superior teacher demonstrates. The great teacher inspires. ~William Arthur Ward

  6. LUCIA dice:

    He buscado tanto mi colegio¡. Qué pena ver que habia cerrado.
    Yo tengo 54 años, por tanto soy de las primeras en el colegio.
    Solo tengo buenos recuerdos de él. De Manuel García recuerdo su «dureza» que no se creía ni él cuando se quitaba el reloj y decía un «jovene». Pero aún hoy recuerdo los verbos, jamás se ma han olvidado y me ha servido mucho. Mis hijos, no sabn qué es el Subjuntivo¡¡¡
    Pero mi profesor, el de siempre al que llevo en mi vida conmigo fu el sabio GUMERSINDO PELLITERO. Lo busqué y cuando dí con él estaba en Santa Coloma pero ya estaba malito. Les dije que me llamara pero esa llamada nunca llegó. Dios lo tenga en su gloria.
    Recuerdo a Don Isidro que cuando entraba, nos «cagabamos» y cuando te llamaba Doña Pilar también igual y eso que yo esta feo que lo diga, pero fui una de las mejores alumnas y pocas broncas tenía, a veces por tonterías de cachondeo o risas, propias de la edad.
    Estuve desde los 5 o 6 hasta los 17 años. Mi hijo Raúl también fue unos años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas