La obediencia en momentos de peligro

Written By: Pili Biarge - Ene• 01•13

Hay muchos tipos de obediencia. La obediencia a la que nos referimos es la obediencia activa que los niños necesitan para la supervivencia.

      A partir de un año de edad, entre el primer y el segundo año de vida todas las niñas y niños deberían responder positivamente a un “NO” de peligro de una mamá o de un papá.

     Esta respuesta de emergencia es la que salva a un niño pequeño de, por ejemplo, caer bajo las ruedas de un coche.

Si vuestro hijo o vuestra hija no es capaz de reaccionar bien ante un NO de advertencia deberíais preguntaros cuál es el motivo y trabajar con el niño para conseguir una buena respuesta.Es posible que el niño haya oído demasiadas veces un grito, o que piense que se trata de una broma.

     No hay que descartar que hay niños que tienen más dificultades que otros para obedecer, por ejemplo, un niño muy activo puede no parar a tiempo cuando se lo indiquéis, también hay niños que no escuchan cuando están “dentro de un juego”.

      La respuesta a un “NO” o “BASTA” o “CUIDADO” en un tono de advertencia es una de las primeras nociones que han aprendido los niños de la especie humana probablemente desde la prehistoria y forma parte importante de su educación.

Vuestros hijos os conocen y saben distinguir los tonos de vuestra voz. Cuando hagais una advertencia habéis de diferenciar claramente si vuestro “no” es por qué no queréis que toquen un objeto, o que paren de estar activos, o bien vuestra advertencia se debe a que pasa algo grave y existe un peligro. Os recomiendo que practiquéis.

Pili Biarge

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas