Mis artículos

Written By: Pili Biarge

 

3 Comments

  1. Anónimo dice:

    Me gusta La srta Maria Luisa¡¡

  2. Anónimo dice:

    SOY LA HIJA DE LA SRTA. M. LUISA Y ME HA ENCANTADO. LO GUARDARÉ COMO UN RECUERDO MUY ESPECIAL. GRACIAS

  3. David Sánchez Sancho dice:

    Jamás podremos agradecer lo que aquellos maestros hicieron por nosotros. Solo ahora, con el paso del tiempo podemos llegar a entender como eran de especiales y cuanta sabiduría tenian para ofrecer.
    “Abran por la pagina x(no recuerdo el numero) …SAN JUAN DE LA CRUZ¡¡..decía con aquella enorme voz el gran GUMERSINDO PELLITERO SANTOS mientras entraba a la clase. Alguien al que jamás olvidaré pues me enseñó que la imagen de alguien que imponia el respeto mas grande del colegio podía ser totalmente compatible con la sonrisa mas ironica cuando decia “a mi me da igual”…mentira¡¡…le importabamos todos, cada uno de los integrantes de aquella clase. Otro maestro que sin duda marcó mi infancia y que hoy me enorgullezco de mantener una amistad es el PROFESOR GARCIA experto maestro en multiples materias y en tirar la tiza sin mirar despues de haber escrito algún algoritmo matematico en la pizarra. Mi bella y admirada PROFESORA EMILIA REY,No existia alumno que no estubiese enamorado de ella. De ella y de la señorita Margarita. La profesora Emilia era una maestra capaz de llevarnos a la relajación total cuando nos sonreia y hablabamos distendidos pero tambien hacernos poner firmes cuando hacia falta. Lenguajes con sus dictados pausando y repitiendo las palabras o Sociales eran algunas de sus materias.
    La señorita Isabel (no recuerdo el apellido y es una lastima por que le pediría perdón por todas y cada una de las perrerias que le hacia). La señorita Isabel no me cabe duda de que era una maestra vocacional porque lo que aguantó aquella mujer.
    Recuerdo con cariño (y con hambre) las cocineras y su cesta de bocadillos de atún con la que recorrian las clases. Encarna, Matilde y me olvido de alguna.Pero eran la dulzura del mediodia y las que evitaban que los macarrones se pegasen.

    “Los niños de autocar que salgan” decía el profesor Don Pablo. No me dió clase jamás pero me dijeron que su intelecto y su corazón iban a la par.

    La profesora Agustina, que fué la primera profesora que se preocupó de mi.

    El profesor Martinez con su gran frase “apúnteme a David Sánchez hasta las siete”.

    Recuerdo al Sr. Nuñez y antes al Sr. Manolo con sus gafas oscuras.

    Mesas y sillas de colores predominaban en mi parvulo ademas de un monton de cuadros en la pared del patio de diversas figuras de la warner. Piolin, correcaminos o el coyote entre ellos.
    Fuentes de agua repartidas por todo el colegio pero la del patio de arriba con diferentes caños hacia que si coincidias bebiendo con la chica que te hacia perder la cabeza bebieses poco mientras la mirabas.
    Yo siempre bebia en la que estaba junto a la biblioteca.

    La Señorita Maria Luisa,El Sr. Santamaria,La Señorita Carmen, Pilar, Gemma, Ana, Montse o la Mur.

    Desde luego todos tienen un sitio ganado en el cielo y en mi memoria eternamente.

    Este es mi homenaje a los maestros con los que pase 13 años de mi vida.

Responder a David Sánchez Sancho Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *