Alicia en el País de las Maravillas

Written By: Pili Biarge - Feb• 08•17

El 7 de febrero commemoramos la primera publicación de Alicia en el País de las Maravillas. Es difícil encontrar a algún adulto que no conozca la maravillosa historia de Alicia. En cambio, no todo el mundo ha leído este cuento para niños.

Alicia en el País de las Maravillas. Ilustración de Anthony Browne

Alicia en el País de las Maravillas. Ilustración de Anthony Browne

Alicia en el País de las Maravillas es uno de los libros infantiles que deberíamos de leer y disfrutar en alguna ocasión. No es un libro para que los niños lo lean solos, la historia de Alicia debería ser leida en voz alta, mientras se observan ilustraciones, objetos, ha de ser comentada y permite reinventar algún capítulo, repetir un párrafo, aprender una frase o cambiar la parte que nos dé la gana. Es el cuento para niños ideal para preparar una fiesta. Se entiende que hay que jugar con la historia y no poner a los niños a trabajar.

Alicia en el País de las Maravillas. Ilustración de Helen Oxenbury

Alicia en el País de las Maravillas. Ilustración de Helen Oxenbury

El éxito de la obra de Charles Lutwidge Dogson, nombre de Lewis Carrol, es que este cuento para niños juega con las palabras, con el rítmo de la frase, con la pronunciación, con el significado. Es el juego del sinsentido, del mundo al revés. Es literatura infantil en estado puro pero hay que ir con cuidado porque es sólo para iniciados y está escrito para niños de habla inglesa por lo que hay que adaptarlo.

Alicia en el País de las Maravillas. Ilustración de Helen Watson

Alicia en el País de las Maravillas. Ilustración de Helen Watson

A los niños les gustan los cuentos por las historias que narran y por la belleza de las palabras. Antes de aprender a leer todos hemos disfrutado de las canciones de cuna, los corros, las rimas… De toda esta tradición oral inglesa bebe la historia de Alicia inventando nuevas maneras de jugar con la lengua.

Alicica en el País de las Maravilas. Ilustración de Eileen Soper

Alicica en el País de las Maravilas. Ilustración de Eileen Soper

A veces nuestros pequeños nos piden que les contemos un cuento para niños y les gusta que lo narremos con las mismas palabras y frases, repetitivo. En cambio, otras veces a los niños les gusta que contemos una historia y que cambiemos algún detalle o el principio o el fin. Alicia en el País de las Maravillas es la historia ideal para los niños que gozan cuando el cuento cambia en el momento más inesperado, justo como si estuvieramos narrando un cuento improvisado: Alicia está leyendo en el jardín con su hermana y ve pasar corriendo un … conejo. ¡Allí se dispara la imaginación dando inicio a una historia porque ese conejo va vestido con chistera y lleva un … reloj! Alicia le sigue intrigada hasta su madriguera y se cae… en un pozo… y… mientras la imaginación desbordante de Alicia y el narrador saltan de un lado a otro de la historia recordamos rimas, canciones, juegos de cartas… ¿comen murciélagos los gatos? ¿comen gatos los muerciélagos? ¿Cómo se dirige al ratón? al ratón, del ratón, para el ratón, con el ratón, ¡Oh, ratón!

Alicia en el País de las Maravillas, ilustración de Tove Jansson

Alicia en el País de las Maravillas, ilustración de Tove Jansson

Todas estas características explican la atemporalidad de este hermoso cuento para niños y el por qué debemos contarlo y disfrutarlo.

Alicia en el País de las Maravillas por Salvador Dalí.

Alicia en el País de las Maravillas por Salvador Dalí.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *